Despertar..

Soñé que no era yo mismo…

Estaba invitado en una especie de castillo medieval. Me encontraba de pie en la entrada de aquel lugar frente a un carruaje, y mi padre a punto de irse me dio un llavero redondo con muchísimas llaves. Se despidió diciendo que podría entrar en cualquier habitación excepto en la torre oscura.

Poco después se montó en el carruaje y mi madre con gentiliza me susurró que por favor hiciera caso a mi padre, que mucha gente hablaba mal de él diciendo que era un asesino que ocultaba a sus víctimas en aquella torre. Pero la realidad es que no era cierto.

En aquella torre habitaba un mal mucho más antiguo que el propio castillo. Muchas personas habían osado entrar en aquel lugar y no habían vuelto a ser vistas.

Finalmente el carruaje inicio su trayectoria desapareciendo en un frondoso bosque..

Yo, que con cara dulce había dado mi palabra de no entrar en aquel lugar, sentí como mis facciones se volvían duras al desaparecer aquel vehículo. Y mientras corría atravesando extensos y bellos salones me dirigí hacia aquel lugar.

Recuerdo que era de día, y que los rayos de sol penetraban a través de las grietas de las viejas piedras para iluminar el castillo. Pero la torre era diferente… aun siendo de día todo estaba oscuro. Recuerdo que pensé que tras esa puerta podría estar el mismísimo Cthulhu. Pero me sentía infeliz y sabia que podría ganar más de lo que podría perder si ese mal acababa con mi vida.

Así que busqué la llave y abrí la puerta…

Quedé asombrado al hacerlo ya que al acostumbrarme a la oscuridad pude ver… que allí no había nada…

Tan sólo un gran espejo al final de aquella sala redonda.

Sin embargo de repente algo sonó… un pequeño ruido… una respiración tras aquel espejo.

Y finalmente lo vi… Era yo hace 10 años. No me quedé paralizado sino que finalmente dije: “así que estabas aquí…

Esa figura sonrió y saltó a través del espejo desapareciendo… y yo fui tras él, desapareciendo también.

Y desperté.

A %d blogueros les gusta esto: